Noticias

Banco Popular y las acciones a cero

No Comments

El continuo descaro de la banca española tiene un nuevo capítulo con la venta de Banco Popular a Santander. De un día para otro las acciones, los bonos y las subordinadas se han quedado a precio cero y la entidad ha sido comprada por el Banco de Santander al precio simbólico de un euro.

Los accionistas de la entidad, así como todos los que tenían bonos, se han quedado sin nada de la noche a la mañana. Todo sucedió muy rápidamente después de que el Banco Central Europeo declarase a Banco Popular como entidad inviable.

Banco Popular un banco inviable

La declaración del BCE de inviabilidad se produce a raíz de los problemas de liquidez derivados del deterioro de su base de depósitos durante los últimos meses. Esto creó cierta incertidumbre sobre sus planes privados y sobre la posibilidad de afrontar nuevos balances.

La decisión del BCE se sustenta en la necesidad de garantizar la estabilidad financiera y prevenir un posible contagio al resto del mercado.

Esta decisión, nunca vista con anterioridad, solo puede tacharse como una confiscación de acciones.

¿Qué pasa con el dinero?

Tenga el nombre que tenga, una cosa queda muy clara; los accionistas y bonistas han perdido toda su inversión. Además, pierden también la titularidad del banco, que pasa a ser propiedad del Banco de Santander. A cambio no van a recibir ningún tipo de compensación.

Esta jugada, tras las extrañas decisiones tomadas en los últimos años, han hecho pensar a sus accionistas que han sido engañados continuadamente. Es posible que la información que se les suministró para la última ampliación de capital no fuera del todo fiel o veraz.

¿Qué pueden hacer los accionistas de Banco Popular?

Como en la mayoría de los casos lo único que queda es acudir a los juzgados para tratar de recuperar el dinero perdido en acciones y bonos. Esta circunstancia guarda un gran parecido con el caso Bankia y, por lo tanto, puede que algunos recuperen su dinero o, al menos, reciban una compensación.

Para los pequeños inversores —clientes que compraron acciones en la última ampliación de capital— la mejor solución pasar por la demanda civil-mercantil de carácter individual. En esta reclamación se pueden exigir daños y perjuicios, bien por actuación dolosa o negligente, también se puede exigir la nulidad de aquellas compras por fallos en el consentimiento.

Si te has visto afectado por este tipo de estrategias, desde SinCláusulas te ofrecemos diversas modalidades de pago, y solo cobramos cuando ganamos tu demanda en el juzgado. También aplicamos un mejor precio en caso de realizar una gestión previa extrajudicial, donde no tendrás que pagar nada, y solo pagarás en el caso de firmar un acuerdo favorable. Llámanos sin compromiso alguno al Teléfono de Atención al Cliente 629 879 429.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 2 3 4 5