Noticias

Cláusula suelo y cláusula techo

No Comments

Las cláusulas suelo y las cláusulas techo han ocupado toda la atención bancaria en los últimos años. Desde que en 2013 el Tribunal Supremo, dictara la primera sentencia contra este tipo de prácticas, las sentencias han ido cayendo una tras otra. En 2013, pocos meses después de la primera, llegaba al de la Audiencia de Madrid que las consideraba poco transparentes y abusivas.

¿Qué son las cláusulas suelo y techo de una hipoteca?

Lo primero es conocer estos dos conceptos. Es importante saber diferenciar el uno del otro y entender cómo funciona cada uno de ellos. Hay que partir desde el principio, cuando pedimos dinero al banco, pagamos un precio por él: los intereses.

Estos intereses se suelen revisar cada seis meses o cada año conforme a un diferencial que, en nuestro caso, es el Euribor. El Euribor es el índice de referencia que se publica cada día y que indica el tipo de interés medio al que las entidades financieras se prestan dinero entre ellas en el mercado europeo.

Las cláusulas suelo y las cláusulas techo son los límites que los bancos establece, tanto al alta como a la baja, respecto a una hipoteca con interés variable. Es decir, cuando se pactan los intereses de una hipoteca variable, el banco establece un límite al interés mínimos que se pagarán.

La cláusula suelo es la forma que tiene el banco de asegurarse que se pagará siempre un mínimo, incluso cuando el Euribor esté por debajo. Al contrario, la cláusula techo asegura al beneficiario que nunca pagará por encima de cierto porcentaje.

¿Legales o ilegales?

Este tipo de cláusulas no contradicen la ley, por tanto son legales. Sin embargo, tal y como han ido señalando los distintos tribunales, sí son ilegales cuando tienen un carácter abusivo y las entidades financieras esconde su verdadera naturaleza o ni siquiera advierten de su existencia.

Por tanto, los bancos están obligados a informar siempre sobre la existencia de este tipo de cláusulas y a explicar con claridad a los usuarios el verdadero fin de estas cláusulas.

¿Debería pactar una cláusula suelo o techo con mi entidad?

Ahora mismo los intereses están muy bajos, pero durante los años de la burbuja inmobiliaria, los intereses estaban disparados. Esto hacía imposible a muchas personas poder pagar su deuda con el banco.

En estos casos, sí es aconsejable negociar con el banco una cláusula techo que nos proteja de subidas del Euribor como la de 2008. El problema es que el banco, como contrapartida, exigirá la negociación de una cláusula suelo.

Si la hipoteca es a corto plazo, lo mejor es no negociar ningún tipo de cláusulas. En hipotecas a 20 o 30 años, sí tiene cierto sentido negociar la inclusión de cláusulas techo, que nos pueda proteger de subidas repentinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 2 3 4 5