Noticias

Cláusulas suelo y cláusulas techo

No Comments

Las cláusulas suelo siguen siendo uno de los principales problemas de los consumidores españoles. A día de hoy, quedan en España más de 2 millones de afectados por las cláusulas suelo. A pesar de las continuas sentencias judiciales contra este tipo de práctica abusiva, muchos bancos siguen aplicando estas cláusulas en sus hipotecas. Otros, han decidido que no van eliminarlas y la mayoría ha decidido no devolver el dinero.

¿Qué son las cláusulas suelo y cláusulas techo?

Las cláusulas suelo y cláusulas techo tienen una cosa en común: las dos limitan los intereses que se pagan en una hipoteca. En los dos casos pueden suponer un problema para el cliente, aunque, hasta el momento la que más peso está teniendo en las sentencias es la cláusula suelo, pues limita la bajada de intereses y perjudica al consumidor.

Los intereses se revisan cada seis meses. En la actualidad el Euribor se sitúa por debajo de cero y se espera que siga bajando, sin embargo, si la hipoteca tiene una cláusula suelo al 3% nunca se pagará menos que eso. Este tipo de cláusulas limitan los intereses que se pagan ya sea por abajo (suelo) o por arriba (techo).

Con la cláusula suelo las entidades bancarias se aseguraron de que los clientes pagarían siempre un interés mínimo por mucho que bajara el Euribor. La cláusula techo asegura un tope al máximo interés que se pagará.

¿Son legales?

En teoría las cláusulas suelo y cláusulas techo son legales, puesto que no contradicen la ley en ningún momento. De hecho, en algunas condiciones pactar una cláusula suelo o techo con tu entidad podría resultar incluso ventajoso para ti como consumidor.

¿Cuál es el problema entonces? En el caso de la banca española, las cláusulas suelo fueron abusivas y, por tanto, declaradas ilegales. En ningún caso se negociaron expresamente con el cliente, muchas veces se camuflaban entre el cuerpo de cláusulas, se escondían y no se explicaba claramente para qué servían.

De la misma forma, la diferencia entre suelo y techo era desproporcionado. Las entidades conocían de antemano la caída de los tipos de interés y por eso limitaron los intereses al 3 o 4%, mientras que los techos impuestos jamás fueron realistas y se situaron en el 14 o el 15%.

Si te has visto afectado por este tipo de estrategias, desde SinCláusulas te ofrecemos diversas modalidades de pago, y solo cobramos cuando ganamos tu demanda en el juzgado. También aplicamos un mejor precio en caso de realizar una gestión previa extrajudicial, donde no tendrás que pagar nada, y solo pagarás en el caso de firmar un acuerdo favorable. Llámanos sin compromiso alguno al Teléfono de Atención al Cliente 629 879 429.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 2 3 4 5