Noticias

Intereses de demora en cláusulas abusivas

No Comments

Los jueces no deben recalcular los intereses de demora de un préstamo hipotecario cuando ese interés se considere abusivo. Asó lo ha considerado el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en un auto mediante el que se ha contestado una cuestión prejudicial planteada por el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Santander sobre las consecuencias que tiene la consideración de abusividad de una cláusula en préstamos hipotecarios. Estas cláusulas no deben aplicarse o deben dejar de aplicarse, pero, en ningún momento, pueden ser modificadas por el juez.

En el auto, el Tribunal Europeo da respuesta a dos dudas de interpretación sobre la repercusión en el procedimiento de ejecución hipotecaria entender como abusiva una cláusula que establecía unos intereses de demora del 20%, y otra que permitía reclamar al devolución total del préstamo por el impago de una fracción de única cuota (denominada cláusula de vencimiento anticipado).

La cuestión surgió en el curso de un procedimiento de ejecución hipotecaria en el que el BBVA reclamaba 66.700 euros de principal, más 20.000 de intereses a una pareja por el impago entre julio y octubre de 2012 de cuatro cuotas de una hipoteca que habían suscrito con la entidad bancaria por un monto total de 80.000 euros.

Según la interpretación del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en el seno de un contrato celebrado entre un profesional y un particular, la consideración por parte del juez de que una cláusula es abusiva conlleva que éste “está obligado únicamente a dejar sin aplicación” dicha cláusula, “sin estar facultado para modificar nada en ella”. Y añade: “la disposición puede interpretarse en el sentido que permita el juez nacional, reducir el importe o cancelarlo completamente”.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea considera la cláusula como abusiva, por lo tanto el juez podrá proceder a lo que corresponda para una cláusula de este tipo, aunque el banco haya respetado el plazo de impago de tres meses que estipula la ley española.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 2 3 4 5