Noticias

El engaño de las preferentes y las acciones de Bankia

No Comments

Durante la OPS de las acciones de Bankia, la entidad conocía la situación irregular en la que se encontraba y sabía que su salida a bolsa no era legal. A pesar de eso propuso a sus clientes cambiar un producto tóxico (las preferentes), por otro producto peor (las acciones de Bankia).

Preferentes por acciones

Durante este canje muchos clientes acudieron al cambio «obligados». Desde la entidad se les advertía que, de no acudir al cambio, podrían perder la mayor parte de su inversión. Algo que terminó pasando de todos modos.

A los que, a pesar de las advertencias, decidieron no aceptar el cambio se las cambiaron a la fuerza en mayo de 2013.

Ahora, después de que el Tribunal Supremo haya sentado jurisprudencia contra la salida a bolsa y la venta de acciones de Bankia, la entidad se ha apresurado a salir al paso de todas las posibles reclamaciones judiciales y ofrece una especie de acuerdo amistoso. Mediante este acuerdo los clientes recuperarán el 100% de su inversión, pero solo al 1% de interés, algo que sigue siendo una pérdida, pues mediante juicio se podrá recuperar el 3 o el 4%.

Este acuerdo, tal y como señalamos la semana pasada en Sin Cláusulas, puede rellenarse en su página web o acudiendo en persona a las oficinas de la entidad. Como detallamos en nuestra guía, si acudimos a la opción que nos ofrece Bankia podemos perder, en algunos casos, hasta 5.000 euros en intereses que, por ley, nos pertenecen.

Excluidos de las acciones de Bankia

Bankia se ha reservado un par de ases en la manga. Con la previsión de un desembolso tremendo, la entidad bancaria se ha reservado una especie de «derecho de admisión» y ha dejado fuera de la devolución voluntaria a muchos afectados.

En primer lugar, no tendrán acceso a esta devolución voluntaria todos los clientes que adquirieron las acciones de Bankia en mercados secundarios, es decir, los que las compraron a otros clientes tras la OPS.

Pero la exclusión más flagrante es la de los usuarios que se vieron afectados por el canje obligatorio de productos híbridos de 2012 y 2013. Es decir, aquellos usuarios que vieron cambiadas a la fuerza sus preferentes y deuda subordinada por acciones de Bankia. Estos han sido excluidos del proceso de devolución voluntaria, por lo que, de querer recuperar su dinero, deberán hacerlo por vía judicial, algo que les beneficiará pues recuperarán mayor cantidad de dinero.

Según palabras de la misma entidad, Bankia ha decidido excluir a este grupo de afectados porque ya se les ofreció una posible solución mediante el arbitraje que se inició en 2013.

Grandes pérdidas en inversión

Los inversores perdieron entonces hasta el 70% de su inversión como consecuencia de la “quita” que tuvieron que asumir en el cambio de un producto por otro.

La entidad jugó con sus clientes mediante la trampa de tentar a los inversores a cambiar un producto complejo y sin liquidez como las preferentes, por otro líquido como las acciones.

En cualquier caso, si usted es uno de los afectados por la venta de acciones de Bankia, la mejor opción —a menos que la cantidad invertida sea realmente baja— pasa por la acción judicial ya que, mediante juicio, podrá recuperar mucho más dinero gracias a los intereses legales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 2 3 4 5